Ponga su caldera en el salón y disfrute de la belleza del fuego a la vez que calienta toda la vivienda. En definitiva, haga de su chimenea el sistema de calefacción de su casa.
La leña es sin duda el sistema más bonito y económico para calefactar su casa sin problemas de suministro y con un precio muy estable.